INCENTIVOS ESPECIALES A LOS PENSIONADOS Y RENTISTAS DE FUENTE EXTRANJERA

You are here: Home » INCENTIVOS ESPECIALES A LOS PENSIONADOS Y RENTISTAS DE FUENTE EXTRANJERA

Lic. Jordi Carrasco Blade
Abogado, socio fundador de la firma,
Carrasco-Blade

Partiendo de que el Estado dominicano ha reconocido que en los últimos tiempos que los aportes en moneda o capitales provenientes del extranjero contribuyen al desarrollo colectivo de la población, a través del dinamismo que generan en la actividad económica y productiva nacional. Esta concepción fue una de las razones por la que fue promulgada la Ley 171-07 sobre Incentivos Especiales a los Pensionados y Rentistas de Fuente Extranjera, la cual redefine la condición de los pensionados o jubilados como toda persona extranjera o dominicana beneficiaria de una renta mensual correspondiente a una pensión o jubilación de un gobierno, organismo oficial o empresa privada de origen extranjero, que ha manifestado su intención de trasladar su residencia definitiva al país y recibir los beneficios de su pensión o retiro en la República Dominicana.

De igual manera, la indicada ley define a los rentistas como aquellas personas que gozan de rentas estables y permanentes, cuyo principal sea generado o proveniente del exterior por cualquiera de las siguientes razones:

  • 1- Depósitos y/o inversiones en bancos en el exterior.
  • 2- Remesas provenientes de instituciones bancarias o financieras del exterior.
  • 3- Inversiones en empresas establecidas en el exterior.
  • 4- Remesas originadas de bienes raíces.
  • 5- Intereses percibidos de títulos emitidos en moneda extranjera generados en el exterior.
  • 6- Intereses, renta o dividendos de inversiones mobiliarias o inmobiliarias realizadas en la República Dominicana, cuyo principal haya sido generado o devengado principalmente en el exterior.

En ese sentido, el pensionado deberá, según el contenido de la citada Ley, recibir un ingreso mensual no menor de mil quinientos dólares (US$1,500.00) y, a su vez, el rentista, deberá percibir una suma mensual correspondiente a dos mil dólares (US$ 2,000.00). Por cada dependiente se requerirá de un ingreso mensual adicional correspondiente a la suma de doscientos cincuenta dólares (US$ 250.00). Ese beneficio legal comparado con otros países de similar condición al de la República Dominicana, se puede decir que es bastante elevado.

No obstante, por su parte, la Ley 171-07, ha desarrollado y creado una serie de incentivos fiscales y aduanales para los pensionados y rentistas, siempre y cuando cumplan con determinados requisitos –los cuales tienen carácter de orden público interno, queriendo esto decir, que para ser beneficiado como tal no se pueden obviar, deben ser sigilosamente cumplidos-, tales beneficios son los siguientes, a saber:

  • a) Exención de los impuestos sobre transferencias inmobiliarias, para la primera propiedad adquirida.
  • b) Exención del cincuenta por ciento (50%) de los impuestos sobre hipotecas, cuando los acreedores sean instituciones financieras debidamente reguladas por la Ley Monetaria y Financiera.
  • c) Exención del cincuenta por ciento (50%) del Impuesto sobre la Propiedad Inmobiliaria, cuando este aplique.
  • d) Exención de los impuestos que graven el pago de dividendos e intereses, generados en el país o en el extranjero.
  • e) Exención del cincuenta por ciento (50%) del Impuesto sobre Ganancia de Capital, siempre y cuando el rentista sea accionista mayoritario de la compañía que sea sujeto del pago de este impuesto y que dicha sociedad no se dedique a actividades comerciales o industriales.
  • f) Exención del gravamen arancelario de las importaciones de efectos personales y del hogar, así como, equipos de oficios y profesionales usados, conforme a lo establecido por la Ley No. 14-93. Todos los bienes exonerados como ajuares del hogar, no podrán ser enajenados, sin previamente haber pagado los tributos correspondientes al Estado dominicano.
  • g) Exoneración parcial de impuestos de vehículos de motor establecido por la Ley No. 168, modificada por la Ley No. 146-00, sobre Reforma Arancelaria y Compensación Fiscal. Los vehículos de motor favorecidos con los beneficios de la presente disposición no podrán ser vendidos ni traspasados a terceros en un plazo de cinco (5) años a partir de su introducción al país, a menos que sea pagada la diferencia del total de los derechos e impuestos correspondientes.

Con lo anterior lo que queremos decir, es que las personas que apliquen para ser beneficiarios de esta ley y que no suministren información falsa (orden público) para aprovecharse de las concesiones que otorga la misma, no serán pasibles de las sanciones acordadas por la propia ley, entre las cuales está una multa equivalente al duplo de la cantidad de impuestos correspondientes que haya que pagar al fisco dominicano.

Finalmente, recomendamos a los extranjeros que ingresen a República Dominicana que quieran ser beneficiados con esta ley que busquen la asistencia legal debida, y así no presentar informaciones que no se correspondan con la realidad de su condición y con ello evitar las sanciones previstas en esta ley.

Show Comments